Un vino con leyenda

Desde 1993 hasta hoy!

La historia nos habla de la existencia de la posesión de Sa Torre hacia el año 1.369, siendo conocida en la isla por la singular capilla de estilo neogótico levantada en sus inmediaciones y que preside los terrenos que se extienden entre Llucmajor y el Cap Blanc. La leyenda cuenta que el amo de la posesión la mandó construir cuando vio cumplido su deseo de tener un varón. Lo cierto es que hoy esta capilla se encuentra bendiciendo las viñas de Bodegas Bordoy. Todo empezó cuando Miquel Sastre Bordoy adquirió en 1.993 las parcelas “Els camps de Sa Vinya” y “s’Aujub Vermell”, pertenecientes a la finca “Sa Torre” con la ilusión de que aquellas tierras que habían cobijado a las viñas siglos atrás fueran de nuevo un viñedo. Su saber hacer, el tesón y la visión de futuro hicieron todo lo demás.

Sergio Navarro

Enólogo

En palabras de nuestro enólogo Sergio Navarro

El clima de esta zona guarda sus peculiaridades,  estamos en la parte más árida de la isla, con una pluviometría muy baja y una fuerte insolación que beneficia a la viña con producciones más bajas pero de mayor calidad. El suelo también es diferente, tiene una estructura franco-arenosa, lo que hace que esté muy bien drenado, además de proporcionar una baja fertilidad, limitando así el vigor de la planta, lo que redunda en calidad. Por otra parte la composición del subsuelo aporta a los vinos un carácter mineral.

  • Sergio Navarro, enólogo de Bodegas Bordoy durante una cata de Sa Rota crianza.
  • Sergio Navarro, enólogo de Bodegas Bordoy catando el vino Terra de Marès recién extraído de la barrica.